La Primera Cábala

La Primera Cábala fue un grupo de magos designado por el recientemente formado [[Concilio de las Nueve Místicas Tradiciones]] para reunir apoyos para la causa y luchar contra la [[Orden de la Razón]]. Cada Tradición seleccionó un miembro, con Heylel Teomim, de los Solificati, designado como el líder de la cábala. Estuvieron activos desde 1466 hasta 1470, cuando la traición de Teomim guió la cábala a su destrucción.

 

MIEMBROS:

Los miembros de la Primera Cábala fueron los que siguen:

  • Heylel Teomim de los Solificati.
  • Eloine, “Escogida y Amada”, de los Verbena
  • Hermana Bernadette, del Coro Celestial.
  • Águila-que-camina, de los [[Cuentasueños]].
  • Akrites Salónikas, de los Videntes de Chronos (el futuro [[Culto del Éxtasis]]).
  • Brisa de Otoño, de la [[Hermandad Akáshica]].
  • Cygnus Moro, de los [[Eutánatos]].
  • Louis DuMonte, de la Orden de Hermes.
  • Daud-Allah Abu-Hisham, de los Ahl-i-Batin.

El grupo fue entrenado y bendecido por el líder de cada Tradición antes de ser destinados a su misión como representantes del Concilio.

La cábala consiguió ciertos progresos gracias al liderazgo de Teomim. Lucharon contra la Legión del Triunfo en la Destrucción de Garoche, quemaron la fortaleza de Tezghul el Loco en Kupala Alka, y realizaron muchas otras gestas.

Teomim y Eloise comenzaron una relación romántica entre ellos, y en 1469, Eloise dio a luz a gemelos.

 

LA GRAN TRAICIÓN:

A pesar de sus éxitos, las tensiones crecieron y se recrudecieron entre los miembros de la Primera Cábala, tanto debido a diferencias filosóficas como morales. Teomim llegó a creer que la Cábala, y el Concilio por extensión, estaban tan profundamente enraizados en conflictos y disensiones internas para realmente oponerse a la Orden de la Razón. Sólo un ataque serio y contundente, creían, uniría a las Tradiciones bajo un objetivo común.

Así, en la primavera del 1470, Teomim traicionó a la Primera Cábala guiándolos a una trampa de la Cábala del Pensamiento Puro. Salonikas consiguió escapar, pero Brisa de Otoño, DuMonte y Abu-Hisham fueron asesinados en el ataque, y Moro fue torturado hasta la muerte en cautividad. Tras algunos meses, Salonikas lideró un rescate y consiguió salvar a Eloine, Bernadette y Águila-que-camina, y, después, juntos rastrearon a Teomim y lo llevaron a Horizonte para ser juzgado. Los gemelos de Eloine nunca fueron encontrados.

Tras la ejecución de Teomim, los cuatro miembros supervivientes de la Cábala se separaron. Salonikas se exilió; Eloine renunció completamente a la magia; Bernadette se retiró a una vida de servicio monacal; y Äguila-que-camina regresó a su tierra natal en el este de Norteamérica para avisar a su gente de los colonos europeos.

 

LEGADO:

La Primera Cábala se recuerda mejor por la Gran Traición que por sus éxitos. Porthos Fitz-Empress, un contemporáneo de la Cábala, compiló un libro sobre su historia, los Testamentos de la Primera Cábala, en un intento de recordar a los magos modernos la gran importancia de sus logros y para poner las acciones de Teomim en un contexto más amplio.

La Primera Cábala

La Décima Esfera Nikolatos