La Décima Esfera

El Telar del Destino (I)

Sesión 1

RESUMEN:

  •  Las Vegas comienza a sufrir varios terremotos. Los jugadores descubren que estos terremotos tienen su origen en unas enormes telas de araña que lo unen todo en la Umbra y que se están debilitando. 
  • Los personajes conocen a Norma Weaver, una Huérfana recién despertada a la que está buscando la Tecnocracia, quienes llevan meses vigilándola, para usarla como "reemplazo" de algo, y consiguen ponerla a salvo. 

  

EL SUEÑO…

No era la primera vez que soñabas con eso. Ahí estaba el gigante, alzándose como siempre, recortado contra la nada abismal en la que  te encontrabas. Era enorme, una figura estática, a la que no se podían identificar rasgos. ¿El gigante era hombre o mujer? ¿Era humano siquiera, detrás de todo el manto de sombras que le envolvía? Lo único que sabías era que tenía dos enormes ojos rojos, que brillaban como estrellas, que parecían atravesarte cuando te miraban.

El sueño era recurrente. Lo tenías de vez en cuando, y sabías que no eras el único del grupo en hacerlo. Pero de algún modo, nunca te había parecido importante. Alguna consecuencia del Despertar, imaginaste. Alguna visión secundaria. Tus compañeros también la tenían, al fin y al cabo. Y el gigante siempre se quedaba ahí, estático, mirándote.

Hasta hoy. Hoy, el gigante ha comenzado a moverse hacia ti. Aún le queda un largo camino por recorrer… pero ya ha comenzado…

 

EL TELAR DEL DESTINO (I)

Es la noche del 31 de octubre del año 2016, y Las Vegas se llena de grandes fiestas y celebraciones de Halloween. La cábala de los personajes está terminando su trabajo en un casino, envuelta en una de ellas en la ciudad, cuando un pequeño temblor sacude la ciudad de Las Vegas. A algunos les afecta más, como al pobre de Lito y su frustrado espectáculo, mientras que otros como Velvet consiguen terminar sus respectivos shows con la elegancia que siempre les caracteriza. Sin embargo, no es nada grave, y pronto deciden hacer a un lado el temblor para irse a la siguiente fiesta de la noche.

La conducción por las calles de Las Vegas es cómoda: grandes avenidas, tremendamente amplias, que sólo se vuelve ligeramente peligrosa a la llegada a intersecciones y cruces demasiado grandes. Precisamente estaban en uno de estos cuando se desató un segundo temblor, y un accidente de tráfico los golpeó, frustrando sus deseos de fiesta para el resto de la noche. Varios vehículos colisionaron violentamente, los unos con los otros, y aunque Diana y Velvet tuvieron un par de moratones, afortunadamente estaban lejos del epicentro.

Sin embargo, aquello tenía algo de raro. El temblor podría haber provocado el accidente, pero tampoco era tremendamente probable. Lito y Velvet habían descubierto a una joven asustada que emanaba grandes dosis de resonancia, y el primero se puso rápidamente en persecución de la muchacha, tratando de sortear un montón de obstáculos que no dejaban de salirle al paso, de nuevo de manera altamente improbable.

Frustrado al no conseguir darle alcance, Lito se juntó de nuevo con sus compañeros, que estaban recomponiéndose del accidente (Rika incluso se encontraba ayudando a algunos de los heridos gracias a su dominio sobre la Vida) para informar de lo que había visto. Deduciendo que aquello era una proeza mágica, los personajes decidieron ir a buscar a la joven para ponerla a buen recaudo, y gracias al control de Lito sobre la Correspondencia y de Rika sobre el Cardinal, ambos consiguieron rastrearla hasta una iglesia en el Southwest Las Vegas.

Dentro de la iglesia, que tenía las velas dispuestas en extraños patrones, los conocimientos de Cardinal del grupo les sirvieron para descubrir a dos magos en el confesionario. Uno de ellos era la joven a la que buscaban, y pronto, cuando salió del mismo, la cábala se dividió para interrogarla mientras entretenían al confesor. Sin embargo, cuando Diana espió una llamada telefónica de éste en la que se hablaba de usar a la joven como un “reemplazo” y que ya estaba lista y la tenía preparada, decidieron poner otro plan en acción y sacarla de allí antes de que llegaran lo que ellos imaginaban que sería un destacamento de la Tecnocracia.

Gracias a las dotes de farsante de Lito y el control sobre la Materia de Diana, consiguieron mantener al párroco, el Padre Reynolds, encerrado el tiempo suficiente como para que Rika y Velvet pudieran convencer a la joven, que averiguaron que se llamaba Norma Weaver, de que lo mejor era salir de allí e ir con ellas rumbo a un lugar seguro, porque había riesgo de que se repitiera el terremoto.

La manera que tuvo Norma de reaccionar y su vehemencia defensa del Padre Reynolds ayudó a que el grupo terminara de entender que Norma se trataba de una recién Despertada, una Huérfana que todavía no había sido recibida por ninguna Tradición, y las palabras del sacerdote dieron a entender que era posible que alguien así cayera en manos de la Tecnocracia, lo cual era tremendamente peligroso.

La llevaron a La Pirámide Negra, y, tras conseguir que se relajara y aceptara por fin que había algo sobrenatural en ella (lo que Norma aseguraba que era una maldición divina), y que Rachel Adams les solicitara que se encargaran de ayudarla y de todo lo relacionado con la joven, consiguieron engañarla para que tendiera una trampa al Padre Reynolds y a la Tecnocracia, organizando una reunión en el Caesar’s Palace a la que acudieron Diana, Rika y Velvet, mientras Lito se quedaba con Norma.

Rika y Velvet decidieron ocultarse entre la multitud mientras Diana se quedaba en la barra, como cebo. Sin embargo, ninguna de ellas fue capaz de advertir, a pesar de lo alertas que estaban, la llegada de un Hombre de Negro de la Tecnocracia, que encañonó rápidamente a Diana de manera disimulada y puso la situación a su favor.

Al ver la situación, y descubrir Lito mediante el uso de Correspondencia y Tiempo que una batalla sería un peligro para el grupo, Velvet decidió atravesar la Celosía hacia la Umbra con su dominio de la Teluria, y llevarse con ella a Rika. Una vez allí, rompieron el Consenso arrancando a Diana del mundo terrenal y guiándola a la Umbra.

El desconcierto asaltó al Hombre de Negro, que pronto se reunió con varios compañeros y comenzaron a discutir el asunto mientras el trío de brujas examinaba la Penumbra. No tardaron en descubrir que, en la Umbra, toda la zona de Californa y Nevada se mantenía unida como una gran red de telarañas. Sin embargo, los hilos de seda espiritual que lo mantenían todo cohesionado parecían estar más débiles y frágiles de lo normal, y una perturbación en los mismos provocó un nuevo temblor en la ciudad, insinuando un posible origen de los terremotos de aquella noche.

Aprovechando el temblor, las Despertadas decidieron contraatacar. Diana utilizó su dominio sobre las Fuerzas y la Materia para precipitar una lámpara de araña sobre los Hombres de Negro y causar algo de caos, gracias al apoyo que otorgó Velvet para actuar desde la Penumbra hacia el mundo de la piel. Esto causó una fuerte conmoción. Cuando estaban planteándose escapar, sin embargo, aglo impidió que continuaran con cualquier tipo de plan.

Empezaron a percibirlo como un temblor, y pronto descubrieron lo que era. Una banda de seis motoristas, vestidos con ropas de cuero y cabello largo y graso, que estaba aprovechando el pequeño portal creado por Velvet para tratar de cruzar al otro lado. Temiendo que eso fuera peligroso, Velvet cerró el portal justo antes de que los motoristas lo atravesaran entre gritos de júbilo, y, tras dejarlos vagando por la Umbra y sorprendidos, las tres muchachas salieron de la Umbra rápidamente creando un nuevo portal para huir de los nuevos conocidos.

Aprovechando el caos que habían causado previamente con la caída de la lámpara, el trío salió del casino a la carrera sin ser detectadas de nuevo por los Hombres de Negro, aunque la Paradoja decidió cobrarse su peaje descargándose sobre Velvet, quien sufriría sueños vívidos y le costaría descansar debido a escuchar continuamente a los motoristas atrapados en la Umbra, y el rumor de las motos a su alrededor.

Con nuevos descubrimientos, algunas preguntas y más bien pocas respuestas, el trío volvió a reunirse con Lito a La Pirámide Negra, desde donde tendrían que prepararse para decidir cómo continuar con el asunto de Norma.

Comments

Nikolatos

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.